Los jóvenes no pueden volver a casa

«Mario escribe con pulso firme, con conocimiento de causa, como si llevara años haciéndolo, sin que por eso sus cuentos pierdan su frescura». (Sergio Ramírez)

«Mario Martz, en este su primer libro de relatos, tal vez muy a su pesar, y para alegría nuestra, ha conseguido con arte refinado ficcionar una realidad donde cada uno de nosotros, sus curiosos lectores, podría verse dramáticamente reflejado». (Berman Bans, Álastor).

«Mario Martz, a través de sus distintas voces narrativas nos pone en la palestra la búsqueda esencial de todo ser humano, la identidad». (Madeline Mendieta, La Zebra).


Derechos adquiridos por:
Anamá ediciones (En español para Centroamérica)