( © FIL/Bernardo De Niz)
(© FIL/Bernardo De Niz)

Estudió la maestría en Creación Literaria en la Universidad de Texas en El Paso, donde trabajó como editor de la revista bilingüe Río Grande Review. Es autor de Viaje al reino de los tristes (Managua: CNE, 2010), libro ganador en 2010 del Premio Nacional para publicaciones del Centro Nicaragüense de Escritores. Como parte del programa de editores invitados de la Feria Internacional del Libro de Frankfurt 2016, anamá Ediciones expone una serie de cuentos de su libro Los jóvenes no pueden volver a casa (Managua: anamá, 2017).

Además, ha escrito para diversas revistas tales como Eñe (España)Rara (Guatemala) y Álastor (Nicaragua), y las antologías Nuevo cuento centroamericano (Francia, Latinoir, 2018); Nicaragua cuenta (España, 2018); Queremos tanto a Claribel (España: Valparaíso, 2014); Resistencia en la tierra (Chile, Ocean Sur, 2014); Instantáneas de la literatura centroamericana (México, Literal, 2013) y Los 2000, autores nicaragüenses del nuevo milenio (Managua: Leteo ediciones, 2012) recogen muestras de su trabajo, que también pueden encontrarse en ediciones de Carátula, ContrapuntoThe New York TimesCuadrivio, entre otras. 

Mario Martz was born in León, Nicaragua, in 1988. At the age of 21, he was the recipient of the National Prize from the Centro Nicaragüense de Escritores for his poetry collection Viaje al reino de los tristes (CNE, 2010). He holds an MFA in Creative Writing from the University of Texas at El Paso, where he worked as an editor of the Rio Grande Review.  As part of the guest editors program at the Frankfurt International Book Fair 2016, Anamá ediciones exhibited a series of stories from his book Los jóvenes no pueden volver a casa, and in 2017 he was invited to the Guadalajara International Book Fair to participate in the literary programs Nombrar a Centroamérica and Latinoamérica Viva. His literary work has been published in Nuevo cuento centroamericano (France: Latinoir, 2018), Queremos tanto a Claribel (Spain: Valparaíso, 2014), Resistencia en la tierra (Chile: Ocean Sur, 2014); Instantáneas de Centroamérica (Mexico: Literal, 2013) and Los 2000, autores nicaragüenses del nuevo milenio(Managua: Leteo ediciones, 2012).  Excerpts of his work has been published in periodicals such as The New York Times, Rara, Carátula, Cuadrivio, Álastor, among others.


Un conjunto de nueve relatos que se lee como una novela en constante construcción, cuyos personajes son testigos del reducto final de la Centroamérica de posguerra: ausencias, exilios y abandonos.

Los personajes transitan de una historia a otra, viven entre la ausencia y la búsqueda de una identidad familiar: un hijo ignoto que visita a su padre en compañía de su mejor amigo; un padre que regresa años después de haber abandonado a su familia; una familia extranjera que llega a Managua con la esperanza de encontrar a su hija desaparecida; un exguerrillero sandinista al borde de la locura que trabaja de juez de lo penal en una ciudad colonial. Historias sutilmente unidas por un pasado; y «el precio de ese pasado —según el escritor Sergio Ramírez— es para los personajes de los cuentos de Mario la soledad, el desajuste, la extrañeza frente a un mundo que otros cambiaron por ellos y a lo mejor lo volvieron peor en términos de la ética, un hilo sutil que va uniendo las historias con puntadas crueles».

En su primera edición este libro fue recibido con entusiasmo por escritores y lectores de la región y ha sido elegido por la BBC Mundo como uno de los cinco libros para comprender la Centroamérica de hoy.

A book of nine stories articulated in three sections in which the protagonists are witnesses of the failure in the vestiges of postwar Central America: absences, exiles and abandonments. Characters without a home cross over from one story to another, living  between absence and the search of familiar identity: an unknown son visits his father in the company of his best friend; a father returns to his family years after leaving them; a foreign family arrives in Central America with the hope of finding a missing daughter in Honduras; a former Sandinista guerrilla on the edge of madness serves as a criminal judge in a colonial city. Each of the stories in this book acts like a chapter in a novel narrated by its characters. The characters, at the same time, becoming witnesses to the experience of each other.


Sobre Los jóvenes no pueden volver a casa 

«Padres separados, familias dobles, exilios. Las llamas de aquel incendio se reflejan en sus rostros y los tiñen sin remedio.  El precio de ese pasado es para los personajes de los cuentos de Mario la soledad, el desajuste, la extrañeza frente a un mundo que otros cambiaron por ellos y a lo mejor lo volvieron peor en términos de la ética, un hilo sutil que va uniendo las historias con puntadas crueles. […] Mario escribe con pulso firme, con conocimiento de causa, como si llevara años haciéndolo, sin que por eso sus cuentos pierdan su frescura. Tenemos narrador para rato» 

(Sergio Ramírez, Premio Cervantes)

«Mario Martz, a través de sus distintas voces narrativas nos pone en la palestra la búsqueda esencial de todo ser humano, la identidad». (Madeline Mendieta, La Zebra, El Salvador)

«Nueve relatos de un escritor nacido en 1988 en una Centroamérica a punto de cerrar un ciclo lleno de guerras, migraciones, restablecimiento de la democracia, idas y venidas. Los protagonistas de estos relatos están llenos de ausencias, inocencia, desconocimiento de sus países o de los otros países donde han tenido que crear un nuevo hogar; vestigios de una guerra, heridas abiertas, extranjeros que se afincan en una región «próspera y pacífica», herencias cargadas de violencia». (BBC Mundo)

«Mario Martz, en este su primer libro de relatos, ha conseguido con arte refinado ficcionar una realidad donde cada uno de nosotros, sus curiosos lectores, podría verse dramáticamente reflejado». (Berman Bans, Álastor, Nicaragua)

«Un libro atravesado por la ausencia, una «poética de la pérdida, el abandono, lo oscuro, la violencia», pero que abre algunos resquicios para la luz. Nacido en 1988, Martz quiere comprender a sus pares: buscar la poética de su generación.». (La Nación, Costa Rica).

«Atrapados por las circunstancias heredadas, en estas páginas observamos a esos personajes dejarse vencer sin apenas resistirse ante patrones de comportamiento que son —lo quieran ver o no— los mismos que antes han tenido sus progenitores. Hijos abandonados, hermanos que no se conocen, familias rotas. Los jóvenes, igual en la ficción que en la realidad, no podrán volver a casa: esta jamás fue suya». (Carlos M-Castro, Casi literal, Guatemala)


Sobre Viaje al reino de los tristes

«La poesía de Mario hace ver imágenes nuevas y eternas que invitan a hacer un viaje con la tristeza, la alegría y el dolor con que hemos vivido».

—Claribel Alegría 

«El libro de Mario es una muestra inequívoca del ingenio que se agita en el seno de la actual literatura nicaragüense, un ingenio lleno de inquietudes que se encuentra desde ya, abriendo nuevos caminos para la expresión poética».

—Javier González Blandino, Carátula